Home » , , , » Héroes Anónimos

Héroes Anónimos

Written By Epigmenio Rojas on miércoles, 11 de octubre de 2017 | 7:51


Héroes Anónimos


CHOLULA. – Se escucha por ahí que, han sido miles, quizá millones, de héroes anónimos, en un 80% aproximadamente jóvenes, hombres y mujeres por igual, reaccionaron ante la tragedia, registrada en la mixteca poblana. Claro que se tuvieron daños y pérdidas humanas en la ciudad de Puebla, que duelen igual que lo registrado allá en la mixteca ¿Será? Se escucha por ahí, que muchos de esos jóvenes, quienes conocían de tragedias por un terremoto, por películas, por libros, no habían vivido algo tan terrible, pero no fue el momento del movimiento, sino los efectos posteriores, descubren una realidad en vivo, del sufrimiento de quienes perdieron todo, y es ahí donde están aprendiendo a valorar lo que tienen y disfrutan ahí en la ciudad, y todo lo que carecen en la zona rural, vaya hay quienes ni siquiera saben lo que es un televisor, o un celular, lo que es estrenar una prenda de vestir nueva ¿Será? Se escucha pro ahí, que platicando con un grupo de jovencitas quienes el fin de semana, decidieron ir a ayudar, a llevar ayuda diversa, en lugar de irse al antro, mostraban la impresión en sus rostros, ellas no creían que un niño se emocionara con una moneda de 50 centavos, como propina, que le da la vecina, cuando él le ayuda a cargar sus bolso o costales, o de cómo una niña se queda admirada al ver zapatos con tacones, y más aún cuando o prueban una torta compuesta, con jamón y esa carne le es desconocida ¿Será? Se escucha por ahí que los jóvenes, hombres que fueron con la mejor de ayudar, con sus cuerpos atléticos, formados en el gimnasio, no le pudieron aguantar el ritmo, ni caminando y mucho menos cargando a jóvenes de su edad, sin cuerpo atlético, pero con el ansia de ayudar a remover escombros y tratar de reconstruir su casa. Son dos Pueblas, la de la ciudad en donde al tener todo, no se valora, y la rural, en donde lo mínimo que tienen, lo valoran, lo agradecen y lo cuidan. Se dieron cuenta de cómo aquellos jóvenes, sin estudios universitarios o con una escasa educación escolar, son más respetuosos y educados con sus padres, con los adultos, con los desconocidos, a quienes saludan, les dan el paso por ser mayores, le ceden el espacio cercano a la acera. En la ciudad, primero, el gandaya, el fuerte o “inteligente”, que no respeta regla alguna. En verdad, que están aprendiendo mucho, y se espera que lo apliquen aquí en la ciudad, y no sean efectos pasajeros, quizá el día de mañana, sean ellos, los que tengan que reunir agua, alimentos o por lo menos venir a dar ayuda en caso de un desastre ¿Será? Se escucha por ahí que, como suele ocurrir cuando se tiene mucha demanda de un servicio, se elevan los precios, muestra de ello en las grandes tiendas de firma internacional. O bien los Directores Responsables de Obra, DRO, quienes llegan a cobrar hasta los 100 mil pesos por un dictamen. Los abusos se dan, y ocurre en las grandes ciudades, en donde se supone hay más conciencia de una tragedia, que triste que se abuse por una desgracia natural ¿Será? Se escucha por ahí que retornan a las andas los del transporte colectivo, cometen delitos, y con dinero, todo lo arreglan. No hay quien los ponga en su lugar, no respetan señalamientos viales, ni a sus pasajeros, de quienes viven. Hay molestia e indignación de ciudadanos, pero nada pueden hacer, solo el quejarse, y el quedase callados. Y mientras siga ese silencio, todo seguirá igual, un cafre haciendo de las suyas, como los Puebla Cholula, y una autoridad que recibiendo su “gratificación”, se hace de la vista gorda ¿Será? Se escucha por ahí que muchos padres de familia, tenían urgencia porque sus hijos retornaran, no a clases, sino a la escuela, a la que ven como la guardería o algo parecido, en donde les cuidan a sus hijos ¿Será? Se escucha por ahí que automovilistas siguen pidiendo se coloque un semáforo o algún artefacto para regular o prohibir el paso vehicular sobre la 12 Oriente, altura de la vía del tren. Existe un letrero que indica no poder dar vuelta a la izquierda, para quienes circulan sobre la 12 Norte, y se quieren incorporar a la recta con sentido a Puebla, o bien dar vuelta a la izquierda, para incorporarse a la 12 Norte con dirección al centro de la ciudad. No es solo el caos que provocan, sino el riesgo de accidentes. Todo, resultado de una falta de educación vial, y un gran número de “inteligentes”, quienes se sienten agredidos, cuando alguien les dice algo, o no los dejan pasar. ¿De quién será la culpa? Abuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuurrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr.
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. El Quetzal - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger