Home » , , , » Nadie Sabe lo que Tiene, hasta que lo Pierde

Nadie Sabe lo que Tiene, hasta que lo Pierde

Written By Epigmenio Rojas on miércoles, 23 de agosto de 2017 | 8:28


Nadie Sabe lo que Tiene, hasta que lo Pierde


CHOLULA. – Se escucha por ahí que hay un refrán popular que se aplica de manera continua en acciones cotidiana de todos los seres humanos, y esto porque padres de familia del Instituto García de Cisneros, extrañan y quisieran que regresará MIGUEL BERROCALI, como Director General, porque al actual no lo aguantan más, por todo lo que ha revolucionario a la institución, desde altas colegiaturas, hasta ver a todos por abajo dl hombro ¿Será? Se escucha por ahí, que el Instituto García de Cisneros, hasta el año pasado, tenía una población estudiantil de poco más de los mil 300 educandos, ahora apenas si está alcanzando los 700 inscritos, lo cual la está convirtiendo en una institución de elite, muy selectiva, así que entre pocos cargarán con el gasto de la institución, en donde por cierto está en riesgo la escuela de música y la de fútbol ¿Será? Se escucha por ahí, que algo han tratado de ocultar precisamente en esta institución, en donde la tarde del pasado lunes, ingresaron por la parte trasera, es decir por la puerta del seminario como se le dice, allá en la 4 Norte, agentes de la policía ministerial y agente del Ministerio Público, y luego el hermetismo total. Hay quienes aseguran que se perdieron algunas piezas de arte sacro, de gran valor, pero no quieren que nadie se entere ¿Será? Se escucha por ahí, que por calles de la ciudad, están apareciendo los vendedores de cecina, quienes ofrecen el kilo de la carne, a nada menos que a 140 pesos, cuando en negocios establecidos anda entre los 280 y 300 pesos el kilo. Lo que no dicen esos comerciantes ambulantes, quienes no son visto por los inspectores de Aplicación de Reglamentos, que la carne es de caballo, no es malo consumirla, pero engañan al consumidor, y por otro lado, no se sabe si dicha carne es apta para el consumo humano, no sea que estén vendiendo carne contaminada ¿Será? Se escucha por ahí, que conforme se acerque septiembre, serán más los vendedores ambulantes de cecina, hombres quienes van caminando cargando su bolsa de rafia color blanco, y lo mismo la vende en la plaza de La concordia, que en el interior del mercado Cosme del Razo, siendo una desleal competencia para quienes pagan renta, impuestos, generan fuentes de empleo. Y el otro, ni siquiera habla con la verdad ¿Será? Se escucha por ahí, que ahora resulta que en las calles donde se colocaron parquímetros, aparatos que en un principio eran rechazados, y finalmente se aceptó ser bueno tenerlos, generan confusión. En cada calle se colocaron los aparatos, faltó un letrero visible, para que el conductor supiera en donde está el aparato, y se amplió el servicio a la avenida Hidalgo, en donde los inspectores, según su estado de ánimo y el tipo de carro, aplican multa o no. Y es que en dicha calle, no hay aparato, como ocurre en todas las demás, el criterio que aplican los empleados municipales, es que el conductor debe de ir hasta la avenida Morelos, y pagar el tiempo, o bien ir a la 3 Norte, y hacer lo mismo. Por cierto, que les indiquen a los policías y agentes de bien, que en la 3 Norte, no hay parquímetros, como de manera majadera y altanera, le “informan” a visitantes de la ciudad ¿Será? Se escucha por ahí que siguen los prepotentes, haciendo caso omiso a los señalamientos viales de no estacionar, en el bulevar Forjadores de Puebla, obligando a los ciclistas a tener que circular sobre el carril destinado para el transporte colectivo, o bien en las banquetas, espacios para los peatones. A la altura de La Carcaña y Manantiales, colocaron señalamientos sobre el pavimento, cada 3 metros, además de los verticales en banquetas, y nadie los respeta. En verdad que hace falta la presencia de la autoridad, para poner orden, claro sin caer en los abusos ¿Será? Se escucha por ahí que conductores del transporte colectivo que circula por las calles de la ciudad, están retornando a su mala costumbre, de subir y bajar pasaje, en donde se les ocurre, sin importar provocar el caos, lo cual sería lo menos importante, sino en peligro la vida de los usuarios, quienes quedan a mitad de la calle cuando desciende, o bien deben de cruzar la calle, expuestos a ser atropellados. La culpa, de esos cafres, quienes no saben respetar los reglamentos de vialidad ¿Será? Se escucha por ahí que en donde se siguen registrando incidentes entre particulares, es en la recta a Puebla, inicio de la vialidad, altura de la vía del tren, en donde, aunque no está permitido dar vuelta para cruza de un lado a otro, los conductores lo hacen, y deben esperar a que alguno otro conductor quien va en sentido contrario, les ceda el paso. Todos se preguntan ¿Por qué no mejor poner un semáforo y terminar con los conflcitos? Abuuuuuuuuuuuuuuuurrrrrrrrrrrrr.
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. El Quetzal - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger