Home » , » Reformas Estructurales, solo el final de un proceso de entrega

Reformas Estructurales, solo el final de un proceso de entrega

Written By Epigmenio Rojas on martes, 15 de noviembre de 2016 | 10:25

Reformas Estructurales, solo el final de un proceso de entrega

Por Edmundo TLACUILO ALMAZÁN

CHOLULA.- Después de 78 años de la expropiación petrolera que realizara el gobierno del general Lázaro Cárdenas Del Río, muy poco se celebra ese vigoroso acto, esencia de un importante capítulo de la revolución mexicana; por el contrario, los intereses que fueron afectados con la nacionalización del petróleo, es decir, el capital extranjero, los corporativos transnacionales y el sistema imperialista, ahora celebran jubilosos el final de ese capítulo, el retroceso de u na política económica contraria a sus intereses y l implantación de otra que los beneficia; celebran las reformas legislativas que contrarrestan o anulan los efectos de aquella expropiación decretada en 1938.

Los corporativos transnacionales son los que ahora cosechan los frutos de la reforma energética, una de las más importantes “Reformas Estructurales” realizadas durante el sexenio que corre, cuyos resultados son la apertura de Pemex al capital privado, el desmantelamiento de la paraestatal y la subasta de los contratos y licitaciones para explotar, explotar y comercializar los yacimientos petrolíferos mexicanos, a lo que pronto se agregarán el control del mercado interno de los hidrocarburos y la liberación de los precios de los combustibles, hasta ahora controlados por el Estado, a quien el anuncio de la quiebra de Pemex ha servido como argumento fundamental para acelerar este proceso de privatización.

Estos son los frutos que durante 30 años esperó ansiosamente el imperialismo, mientras buscaba impaciente los mecanismos para consumar la privatización de Pemex, iniciada a partir de la década de 1980.

Durante medio siglo fue difícil pensar en algún cambio en la legislación que atentara contra la expropiación petrolera. Fue hasta los primeros años del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuando se comenzó a hablar abiertamente de una reforma constitucional que modificara el modelo anterior, caracterizado por rasgos nacionalistas heredados de la revolución mexicana y en el que el Estado administraba una serie de empresas propiedades de la nación, la reforma energética de 1993 representó el primer paso para que el imperialismo recuperara el control de los recursos petrolíferos; es la época en que se entroniza el neoliberalismo, la época de los acuerdos regionales, del acuerdo para la seguridad y la prosperidad de América del Norte, ASPAN, y del nacimiento del Tratado de Libre Comercio.

Desde luego, que no faltaron lo9s actores encargados de ejecutar los designios de la burguesía mundial, los Salinas, Zedillo Fox y Calderón, el gobierno actual solo es el continuador, el que ha llevado a su punto más alto este largo proceso de entrega a.


Estudios de los resultados de la Reforma Energética y de toda la política relacionada con Pemex, afirman que fue en esa época cuando se sentaron las bases para la privatización, que la entrega o devolución de los recursos petroleros al capital privado. Fue un proceso gradual, meticulosamente preparado y que la quiebra de Pemex no es real, que sólo se trata de una palanca muy útil para devolver el petróleo expropiado ocho décadas atrás a los corporativos extranjeros.
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. El Quetzal - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger