Home » , , » La Oración

La Oración

Written By Epigmenio Rojas on miércoles, 16 de noviembre de 2016 | 12:17


Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ

La Oración

CHOLULA.- ¿Por qué es necesario orar? Porque la oración del justo es de mucho valor confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados, la oración eficaz del justo puede mucho, Stg. 15-16. Cristo los enseñó a que lo hiciéramos también les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, porque esa manera o entramos en tentación, velad y orad, para que no entréis en tentación. El espíritu a la verdad está dispuesto pero la carne es débil, Mt. 26-41.

Cuando debemos orar en épocas de peligro, y ellos se llenaron de fervor, y hablaban sí que podría hacer contra Jesús, en aquellos días él fue al monte a orar y pasó la noche orando a Dios, Lc. 6-11-12. “A todas horas del día”, ciertamente huiría lejos, moraría yo, en el desierto, Sal. 55-7. “De continuo” orad sin cesar 1. TS. 5-17.

En las épocas de aflicción y enfermedad.- Está alguno entre vosotros afligido, haga oración ¿Está alguno alegre?, cante alabanzas, ¿Está alguno enfermo entre vosotros?, llame a los ancianos de la iglesia, y oren pro él, ungiéndole con aceite en el nombre del señor y la oración de fe salvará al enfermo, y el señor lo levantará, y si hubiere cometido pecados le serán perdonados. STG. 5-13-14-15.

¿Cómo debemos orar? En el espíritu.- En ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos, EF. 6-17. Con entendimiento.- Porque si yo oró en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero  mi entendimiento queda sin fruto que, pues oraré con el espíritu pero oraré también con el entendimiento, cantaré con el entendimiento, I. CO. 14-15. Con manos limpias, no albergando ira o contienda en nuestro corazón ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón, el que no ha elevado su alma a cosas vanas, ni jurado con engaño. SAL. 24-4. Pidiendo con fe, no dudando, pero pida con fe, no dudando nada poreu el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y llevada de una parte a otra, STG. 1-6.

Para que debemos de orar.- Para que envíe obreros a las mies; entonces dijo a sus discípulos, la verdad la mies es mucha más los obreros pocos, rogad, pues, al señor de las mies que envíe obreros a sus mies.  STG. 9-37-38. Por todos los hombres, éxito, ante todo, a que haga prerrogativas, oraciones, peticiones y acción de gracias, por todos los hombres, por los reyes, y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. 1. TI. 2-1-2. Por los que nos persigue.- Pero yo os digo.- Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que  nos aborrecen, y orad por los que nos ultrajan y os persiguen, MT. 5-44. Para tener paz en todo tiempo, por nada estéis afanoso, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias, y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento guardara vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús, FIL. 4-6-7.


Un mandamiento nuevo os doy, que os améis unos a otros, un mandamiento nuevo os doy que os améis unos a otros, como yo os he amado, que os améis también vosotros, amémonos de corazón no de labios solamente, par cuando Cristo venga, para cuando Cristo venga, nos encuentre bien unidos, y ¿Cómo puedo yo orar resentido con mi hermano? Dios no escucha la oración, Dios nos escucha la oración, si no estoy reconciliado. Dios te ama.
Share this article :

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. El Quetzal - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger